Categories
Día de la Tierra

Día Mundial de la Tierra: 6 claves para cuidar los suelos.

El Día Mundial de la Tierra es un día para crear conciencia sobre los principales problemas ambientales de nuestro planeta como la contaminación, el cambio climático, la deforestación, la conservación de la biodiversidad y el cambio de uso de suelos entre otras preocupaciones.

Los suelos son el comienzo de cualquier producción agrícola ganadera. Sin ellos, no podríamos producir granos ni alimentos. Es por esta razón que, como miembros de la cadena agroindustrial, debemos entender que la vida de los suelos está directamente relacionada con la nuestra y la de futuras generaciones.

Cuidar el suelo, es un compromiso de todos. Ahora bien, ¿qué podemos hacer desde nuestro lugar? ¿cómo debemos cuidar nuestros suelos? Con buenas prácticas agropecuarias que nos permitirán mantenerlos con vida para seguir sembrando de forma sostenible. 

  1. Una correcta rotación de cultivos

La alternancia de diferentes cultivos en tiempo y espacio garantizan un uso balanceado de nutrientes y evitan desequilibrios químicos. 

  1. Utilizar la labranza en directa 

Esta práctica busca evitar remover el suelo y las consecuentes pérdidas de su materia orgánica permitiendo superar el problema de la erosión y la degradación de los suelos.

  1. Realizar cultivos de cobertura entre cultivos de producción

Los cultivos de cobertura mejoran la estabilidad del sistema, no solo en cuanto a recuperar las propiedades del suelo, sino también por su capacidad de promover la biodiversidad.

  1. Analizar el suelo

Para conocer la salud del suelo, es fundamental, hacer un análisis a través de un muestreo que sea representativo del lote. El principio de un buen análisis es un excelente muestreo.

  1. Fertilizar en consecuencia a los nutrientes consumidos

Fertilizar de forma planificada y estratégica que contemple no sólo la cantidad de nutrientes a aplicar, sino también su uso eficiente por los cultivos, contribuirá a una producción más sustentable.

  1. Utilizar el riego de una forma responsable

Para cuidar los recursos hídricos, es recomendable contar con un sistema de riego eficiente y establecer sistemas de recolección, reciclado y almacenamiento de agua.

Por último, no solo importa fertilizar para obtener rendimiento y calidad, sino que debemos tener en cuenta que hay que reponer los nutrientes extraídos y colaborar en su balance. De esta forma dejaremos suelos sanos y bien provistos de nutrientes para las generaciones posteriores.